Marca personal linkedin

¿Quién eres, qué haces y qué valor diferencial aportas a los clientes (potenciales)? ¿Qué valores transmites? Son cuestiones capitales que engloba un término cada vez más importante para despachos, profesionales y toda clase de negocios: la marca personal. Al mismo tiempo, si hay una red social que reina a nivel profesional, esa es LinkedIn. Un espacio que va mucho más allá de enviar y recibir currículums y la búsqueda de empleo. LinkedIn es una plataforma ideal para divulgar contenido y compartir experiencias, conocer profesionales y conectar con personas y marcas del sector con las que quien sabe si se pueden generar sinergias y colaboraciones. Ahora bien, ¿sabrías cómo crear y trabajar tu marca personal en LinkedIn? Precisamente eso es lo que desarrollo a lo largo de estas líneas.

 

¿Por qué trabajar tu marca personal en LinkedIn?

En junio LinkedIn contaba con más de 830 millones de usuarios. De esos, más de 58 millones son empresas pertenecientes a todo tipo de sectores. Entre la cantidad restante puedes encontrar y conectar con perfiles personales especialistas en muchas otras áreas, tanto de tu país o región como de cualquier otro rincón del planeta.

Al mismo tiempo, el 40% de los usuarios de LinkedIn acceden a la plataforma a diario. Cifra que está relacionada con el hecho de que haya más de 1.000 millones de interacciones al día en la red social. Podríamos decir que se trata del ágora de hoy en día. Un espacio en el que debatir, dialogar y conocer a otras marcas y profesionales con intereses comunes.

Por lo tanto, LinkedIn y marca personal van de la mano. Es un espacio idóneo para generar oportunidades de negocio, captar clientes y generar colaboraciones. Con datos y estadísticas como los citados basta para darse cuenta de que es una plataforma que te conecta con el mundo. Para aprovechar y explotar esa conexión debes transmitir bien quién eres, qué haces, cómo lo haces y qué valor diferencial aportas al mercado. O sea, crear y trabajar tu marca personal.

Aun así, los datos cuantitativos no lo son todo. Por eso, te voy a dar cinco razones más de por qué debes trabajar tu marca personal o tu personal branding en LinkedIn:

 

  • Tu perfil es un elemento diferencial frente a la competencia. Tus competidores también están en LinkedIn, por lo que desmarcarte de cara al cliente te ayudará. En este sentido, según Hubspot, es una red social un 277% más efectiva para generar interés en los clientes (captar leads) que otras como Twitter o Facebook, también propiciado por su marcado carácter profesional.
  • Es un portal excelente para mejorar tu visibilidad, tanto si hablamos de tu perfil personal o de empresa en la propia red social como en tu página web.
  • Te otorga autoridad. Al tratar abiertamente temas que dominas, puedes convertirte en una referencia de tu sector y, sobre todo, conectar y atraer a tu audiencia entorno a temáticas y valores comunes.
  • En línea con lo anterior, y gracias a la comunidad que puedes crear, en LinkedIn aprendes y estás informado y al día sobre novedades, avances y noticias que se producen en tu área.
  • La generación de nuevas oportunidades. No me refiero únicamente a la captación de nuevos clientes, sino a la creación de relaciones comerciales y colaboraciones con otras marcas y profesionales de tu área.

 

Además, LinkedIn continúa con un crecimiento constante y consolidado. Se fundó en 2002, y su popularidad ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Además si hay un dato que refrenda su potencial es que el 59% de los usuarios son millennials. Perfiles que, por edad, tienen muchos años de carrera profesional por delante y que están muy habituados a LinkedIn. Por lo tanto, estamos frente a una plataforma de presente y con un atractivo y poderoso futuro.

 

Paso a paso para trabajar tu marca personal en LinkedIn

No obstante, al igual que esta red social cuenta con millones de usuarios con los que generar ventas y sinergias, también es un espacio muy competido, y cada vez más. Por eso, hacía hincapié en el hecho de lo importante que es trabajar y gestionar una marca personal en LinkedIn para diferenciarte de tu competencia.

La complejidad es que los perfiles cada vez están más estudiados y, por lo tanto, trabajados. De hecho, el crear una marca personal LinkedIn actualmente requiere de una estrategia previa. Más bien, debes hacerlo con un paso a paso detallado como el que te desarrollo:

 

  1. Fija tus objetivos

Lo primero que debes tener claro es lo que cuestionábamos al inicio: qué y quién eres, qué haces y cómo lo haces, a quién quieres llegar… Y, sobre todo, enfoca bien. Por ejemplo, si nos centramos en el marketing jurídico, apuesta por contenido relativo a las áreas del derecho que trabajas. Dentro de ese nicho, dirígete a tu comunidad y a tu audiencia de forma personalizada. Comunica de una manera clara y atractiva.

 

  1. Cuida el perfil de LinkedIn

Puede parecer una obviedad, pero no lo es. Contar con un perfil visualmente atractivo y que estructure bien la información es fundamental a la hora de crear una marca personal en LinkedIn. Me refiero a aspectos como las imágenes tanto de perfil como de fondo. Escoge aquellas que compartan el tono de tus mensajes. Así mismo, cuida con detalle cómo está construida tu URL de cara a algoritmos y usuarios, la frase principal o header, tus casos de éxito, etcétera.

 

  1. Tu red de contactos

Es muy importante que tengas una red de contactos coherente y congruente. En este sentido, más vale la calidad que la cantidad. Es decir, rodéate de perfiles de áreas y mercados con intereses comunes y apunta hacia clientes potenciales o bien hacia contactos que te puedan llevar a ellos. Los abogados, por ejemplo, suelen tener entre sus contactos otros abogados o profesionales liberales… en vez de clientes potenciales. Además, de nada valdrá tener muchos seguidores y contactos que pertenecen a mundos laborales y áreas distintas, ya que lo que podáis compartir y ofreceros no tendrá mucha relación ni te reportará beneficios de ningún tipo.

 

  1. Crea relaciones y haz networking

En LinkedIn no basta con esperar y aceptar cualquier solicitud que recibas. Sal tú a establecer relaciones fructíferas. Busca en esta amplísima red para después conectar y conversar con tus competidores, posibles socios, clientes, creadores de contenido con temática común a ti y a tu negocio. Lo conocido como networking, que consiste en crear y afianzar relaciones. Sé proactivo y, en el marco de una estrategia bien definida, haz un buen uso de la base de datos de LinkedIn.

 

  1. Participa y aporta valor

Con esa comunidad, la cual podrás ir enriqueciendo y aumentando con el paso del tiempo, tu marca personal en LinkedIn se irá fortaleciendo. Conseguirás notoriedad y autoridad, para lo cual debes ser activo, sin caer en excesos. Buenas vías para ello son acciones como publicar contenidos útiles e interesantes, comentar e interactuar con tu audiencia… En definitiva, ofréceles ese valor añadido. Tus seguidores, colegas y clientes te lo agradecerán y el algoritmo te premiará con más visibilidad.

 

Consejos extra para potenciar tu marca personal en LinkedIn

Aplicando lo que señalaba en el último punto del apartado anterior, concluyo este artículo facilitándote unos consejos extra con los que potenciar tu marca personal en LinkedIn. En concreto, me centro en recomendaciones que pueden ser útiles para despachos y abogados que desean crecer en esta red social:

 

  • El punto de partida es la toma de conciencia de aquello que conviene que potencies o dejes de hacer o gestiones mejor, porque puede frenar tu carrera profesional. Ese conocimiento te permitirá conocer lo que realmente te diferencia en el mercado. Es la base de tu desarrollo como organización o como profesional. Es preciso que descubras y desarrolles tu mejor versión, que después habrá que comunicar en canales útiles para llegar a tu audiencia, como LinkedIn, entre otros. Estar por estar en LinkedIn, o en otro canal, no tiene sentido. Una vez hecho ese trabajo previo, habrá que definir una estrategia de generación de confianza, es decir, de acercamiento y atracción del cliente potencial, haciendo, en el caso de LinkedIn, un buen uso de su base de datos de contactos.
  • Dedica cada día unos minutos a navegar en LinkedIn entre novedades y publicaciones de las áreas jurídicas que trabajes. Revistas, periódicos, foros, grupos… Te mantendrá actualizado, lo que es clave.
  • Comparte información relevante, a poder ser una vez al día o varias veces por semana. Consejos, experiencias, noticias jurídicas… No tiene por qué ser siempre contenido propio.
  • Únete a grupos jurídicos, ya que son espacios donde sus miembros solo comentarán cuestiones de tu sector. Por lo tanto, son excelentes filtros para encontrar contenidos que realmente te interesan. Por supuesto, no tengas reparo en interactuar tú también con los integrantes de esos grupos, puesto que son potenciales socios, clientes o colaboradores.
  • Utiliza los mensajes privados, sin que sean, en ningún caso, ni masivos ni intrusivos. Pueden ser un canal ideal para casos concretos en los que buscas una relación más profunda y cercana, puesto que es mucho más personal, cercano y directo.

 

De todas formas, dada la profundidad que adquiere LinkedIn día a día, es complejo construir una marca personal de éxito. Requiere de constancia, conocimiento, dedicación y esfuerzo. Justo, lo que yo puedo ofrecerte apoyándome en mis más de 20 años de experiencia en marketing jurídico, marca personal y desarrollo profesional. ¿Hablamos?

Hablemos sobre el marketing jurídico de tu despacho o sobre tu marca personal. ¡Démosle un fuerte impulso!

Francesc Dominguez

Author: Francesc Dominguez

Francesc Domínguez es consultor de marketing jurídico, marca personal del abogado y marketing de despachos profesionales, desde 2001. Es autor de cuatro libros sobre las mencionadas disciplinas, disponibles en www.francescdominguez.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*